El origen, parte 2

El origen, parte 2

En el episodio anterior (?) habíamos quedado en que había encontrado la solución a los cambios químicos que sufre nuestro cerebro al llegar a fin de año.

En definitiva, nuestro cerebro se agota y nos pide a gritos vacaciones, pero como, lamentablemente, la mayoría de nosotros debe esperar a Enero/Febrero, ya por Noviembre, no aguantamos más pelotudeces y saldríamos con un bate a batear cabezas…

Como sueño con la paz mundial, inventé algo que va a ser mucho mejor que internet…

JA si, leiste bien, es algo mejor que internet…

Inventé las vacaciones en polvo!

Instrucciones de uso:

Paso 1: Vertir el contenido del sobre en un vaso de 500 cm3 de agua bien fría.

Paso 2: Mezcle hasta que el agua quede multicolor…

Paso 3: Beber y disfrutar! 😉

¿Cómo funciona?

El jugo (que en realidad algo así como un suplemento vitamínico) se encarga de combatir los cambios que sufre tu cerebro. Básicamente lo “engaña” para que se mantenga igual de fresquito como cuando vuelve de las vacaciones y llegás en perfectas condiciones a fin de año.

Modo de uso:

Nunca jamás lo aspires, nunca jamás lo comas. NUNCA. En caso de aspirarlo o comerlo, corré al hospital más cercano. Al ser tan concentrado el producto, puede causar serios problemas neuronales…

La dosis recomendada es una por semana, pero puede adaptarse a las necesidades de cada persona. Lo que si es muy importante, es ser mega hiper constante con las tomas, de lo contrario, vas a sufrir una ciclotimia bastante aguda…

Como pueden apreciar las vacaciones en polvo, con como imaginar un mundo sin abogados

¿Por qué? Porque las vacaciones son la mejor medicina para el mal humor, los nervios, el estrés y un montón de otros males que sufrimos hoy en día.

Las vacaciones son…

Entonces, que mejor que vivir en estado vacacional los 365 días del año?

Share

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *