Talktalktalk

Siempre cuento lo mismo, pero no me canso de hacerlo:

Una vez leí en un librito que había que escribir fan letters. No recuerdo bien por qué explicaba el autor que había que hacerlo, pero de todas formas, ¿no es lindo que alguien random te diga que lo que seas (sea grande o chiquito) está bueno? Lo más difícil es animarse porque muchas veces pensamos “uh, no me va a dar bola”, “no le importa”, “no me va a responder”.
Bueno, el punto es que no importa si no recibís una respuesta, el punto está en hacerlo, porque al final del día te hace sentir super bien. Lo comprobé, las primeras tres “fan letters” que escribí me dieron mucha vergüenza, pero ya para la quinta, entendí que no lo hacía buscando una respuesta. Y tampoco es que hay que explayarse mucho, con un

“Hola, que lindo lo que hacés”.

Probablemente alcance :)

En los últimos días estuve pensando muchísimo sobre esto, y ligado hacia otras situaciones, llegué a la fenomenal y super obvia conclusión, de que hay que hablar más. Con todos.

La semana pasada fui a un bar después del trabajo y me pasó algo, muy tonto, pero que me pareció muy muy muy genial y me dejó un gustito a felicidad, que me dura hasta hoy.

Estaba sentada en una mesa, tomando cerveza, cuando me tocan el hombro y una chica rubia me dice “JAJA, mirá, tenemos casi el mismo sweater”. En otra época de mi vida hubiese pensado, “WTF por qué me habla?”, pero ahora la mire, nos miré los sweaters y le respondí “JAJA, posta JAJA”. 

Fueron 5 minutos de ver nuestros sweaters y reírnos de la situación, pero fueron 5 minutos mega mágicos, sentí chispitas en el aire. Reírse con un desconocido es genial.

Al otro día, en el colectivo me paré frente a una chica que tenía las mismas botas que yo, exactamente las mismas. Nos miré los pies y me reí sola.

Ayer, alguien me escribió por Facebook para decirme que le gustaban los jueguitos que recomendaba. Y mientras iba en el colectivo con una mega sonrisa en la cara, pensé que mi objetivo en la vida es que todo el mundo juegue cada vez más juegos y, como consecuencia, sea más feliz (?).

Más tarde, antes de salir de la oficina, leí una nota sobre Marina Keegan, autora de “The opposite of loneliness“. Hay una frase en la nota que me gustó mucho:

The desire for human connection is universal.

JA, es re así, aunque muchas veces nos encontremos diciendo que somos re antisociales y qué, nadie quiere estar solo.

Siempre va a ser más fácil dejarse vencer por el miedo y la vergüenza, pero si alguna vez tenés ganas de decir algo o hablar y/o acercarte a alguien, hacelo, por vos.

El mundo está lleno de gente horrible, pero también hay gente copada, buena e interesante, ahí, probablemente muy cerquita, y alcanza con decir “hola” para descubrirlas.

:)

Share

Recommended Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *