I'M DOING IT WRONG Avatar

Posts tagged felicidad

Laboratorio

Llego al laboratorio feliz, pensando en cualquier otra cosa (que no te haga recordar que vas a sufrir, que la espera es lo peor y lo más importante, que llevas 8 horas sin comer nada y no desayunaste) como por ejemplo, ”Wiii, llego tarde al trabajo” (?)

Me llaman: “Celestina Bonete?”

Entro al cuartito del terror y hay musiquita horrible…

El miedo y el horror elevado al infinito (?)

Salgo del cuartito del terror, alucinando cosas horribles y pensando en que me voy a desvanecer en cualquier momento…

Pero después de tanta pesadilla, me comporté como una campeona y todo es lindo porque llega la felicidad hecha comida, llega la hora de comer todo lo que no desayune, llega un fabuloso desayuno!

A W E S O M E.

Vuelvo a mi estado natural (?)

Semana Santa

El Domingo 17/04 puse esto en Twitter 

Mañana empieza la semana que debería servirle de ejemplo a las otras semanas, ya que todas deberían ser así de cortitas.

Hoy, @bisarro pone esto en Twitter

Mañana es “Miernes”, manejenlo.

Así nace el mejor personaje que puede existir en una semana. 

Gracias Semana Santa por traeros a Miernes. Gracias Miernes, por hacernos feliz, snif.

Ya fueron las curitas.

Me puse a pensar en un problema que nos afecta a todos, que te rompan/lastimen el corazón.

(Me imaginé esta forma de romper corazones, que es menos violenta que pegarle un martillazo y hacerle bocha de agujeros con un lápiz)

A todo el mundo le duele tanto, que llora al menos una vez por día, 3 minutos (está científicamente comprobado este dato)

Todos intentamos curarlo como podemos. Y acá es cuando recordé que muchas veces vi esto, corazones con curitas. 

De hecho, si googlemos "corazones rotos" y buscamos imágenes, la segunda que aparece es un corazón con una curita. No me parece muy loco igual, porque cuando somos chiquitos y nos lastimamos, lo primero que hacemos es ir y decirle a mamá que nos ponga una curita. Pero eso pasa cuando somos pequeños, ya fue eso de pedir a gritos una curita porque nos raspamos o nos cortamos. Pensé una solución más limpia, cool y adulta: Parches encapsulados.

Antes de hacer nada, fui a leer en wikipedia, como funciona un corazón, porque me olvidé lo que me enseñaron en tercer grado y vi la foto:

Archivo:Herz-Heart.jpg

Y pensé en un plomero y caños rotos. ¿No se usa una masilla para hacerle parches a los caños cuando están rotos? Lo busqué en google porque no estaba segura, yahoo answers me lo confirmó. 

Entonces, si efectivamente para reparar caños se usa masilla, ¿Por qué no usar algo parecido para reparar corazones?

Pues claro, pensé en una de las cosas más inútiles que usamos desde jardín, plastilina. Sola no iba a dar resultado, asi que la mezclamos con un par de cosas más, lo ponemos en pastillitas y listo. Acá la receta:

Plastilina, porque es blandita y dentro de todo, resistente. Agua para ablandar un poco la plastilina. Sangre, para que se mezcle mejor en nuestro organismo. La gotita, así queda bien sellado. El resultado final: Parches para el corazón encapsulados.

¿Cómo funciona? Fácil, hay que tomar una a la mañana después del desayuno. La cápsula se disuelve, llega a nuestra sangre, se hace bolita y viaja a nuestro corazón, detecta donde está roto, toma la forma de la herida y se adhiere a la misma, ayudando el proceso de ciatrización, regenerando el tejido del órgano. Con el tiempo se disuelve, para este entonces, nuestro corazón ya no estará roto.

¿Cómo lo debo tomar y cada cuánto tiempo? Depende de cuanto roto tengas tu corazón, para heridas leves, se recomienda tomarlo durante una semana, una día junto al desayuno. Si son heridas muy graves, tomalo durante tres semanas, una día junto al desayuno. Y si realmente está súper roto, yo recomiendo tomarlo durante un mes, una vez a la semana. Después del tiempo indicado vas a tener un corazón parecido a este:

Contraindicaciones: Las pastillas son algo fuertes y el corazón muy delicado, si te pasas de la dosis indicada, en vez de reparar tu corazón, vas a lograr que el mismo se convierta en una roca y si pasa eso, probablemente tu corazón deje de funcionar como coresponda.

Beneficios: El dolor de corazón, es uno de los que más duele y los que más tardan en sanar. Estos parches, son una solución que ayuda a sanarlo rapidamente, además gracias a su acción analgésica y antidepresiva, el cuerpo siente menos dolor y tu ánimo irá mejorando gradualmente a medida que los parches vayan actuando.

Espero que este post, le sirva como inspiración a un médico o científico loco, para que empiece a desarrollar estas pastillas, porque el cuento de las curitas ya es historia. 

Sucker punch

Exactamente el 24 de Abril escribí un tweet que describe lo que haría si el Lunes fuera una persona. Y ayer justamente, pregunté en Twitter, cómo sería fisicamente el Lunes si fuera una persona, algunos pensaron que se vería como una nena y otros como un hombre aburrido y sabelotodo. 

No sé por qué demonios apareció en mi mente uno de los personajes más temibles por todo el público infantil:Los payasos. Si, les tengo miedo, los odio, son horribles y todo se potenció cuando miré IT. Nadie en su sano juicio puede decir que los payasos son geniales. 

Gracias a todo esto, es que se me ocurrió una obra maestra, pero antes de presentarla, les quiero mostrar una investigación sobre las distintas reacciones que las personas tienen a los Lunes, aquí un cuadro que ilustra los resultados:

Las causas de estas reacciones son diversas y pueden experimentarse por separado, combinadas o todas juntas al mismo tiempo.

La realidad es que hasta que el botón de la semana se invente no podemos evitar los Lunes, incluso, si existiera este botón, tampoco se los puede evitar para siempre o borraros del calendario. 

Pero lo que si podemos hacer, es transformar el lunes en una experiencia positiva. Basta de pagar terapias caras, basta de pelotitas antiestres que no sirven para nada, basta.

No sé si recuerdan esos inflables de plástico que tenían una base de arena, algo como esto, cuando era chica, tenía uno que tenía un horrible payaso y me daba miedo. Inspirado en esto llega ¡Lunes punch!

Algo simple y divertido que alivia nuestros Lunes, nada mejor que descargarse golpeando algo que no podes golpear. Viene con marcadores y algo parecido a un portaretrato para que puedas customizarlo y tener horas de diversión, solo o con tus compañeros, amigos, etc.

Lunes punch puede tener la cara del compañero que te come las galletitas sin tu permiso, la cara del jefe insoportable, del compañero de escuela que se rie de tus aparatos fijos, o simplemente de la pelotuda que no tuvo mejor idea que pegarse el BlackBerry a las manos y salir a viajar en subte a las 8 de la mañana. Alivia el estres transformando el mal humor y otras emociones en algo positivo, garantizando más sonrisas.

Lunes punch, estará disponible (todos los lunes, claro) en todos los gimnasios, en todas las bocas de subte, en las estaciones de trenes, en las paradas de los colectivos, en todas las sucursales de los bancos, de la AFIP, del ANSES, etc.

¿Cómo funciona? Simplemente golpealo para descargar toda tu energía negativa. También podés gritarle o insultarlo.

Beneficios: Golpeando o gritandole, no solo descargás tu energía negativa, si no que ayudas al planeta y a tu país, ya que por cada interacción que tenés con el muñeco, vas a estar “donando” volts a los horribles distribuidores de energía eléctrica. 

Entonces, con Lunes punch no sólo cambiás el comienzo de la semana, si no que aportás tu granito de arena para cuidar el planeta.

Trainspotting

"Choose your future. Choose life… But why would I want to do a thing like that? I chose not to choose life. I chose somethin’ else."

De chiquita mi mamá me decía que tenía rodillas de varoncito, porque todo el tiempo las tenía lastimadas y para colmo me gustaba sacarme las cascaritas y explorar mis lastimaduras, después me quedaban agujeros que me hacian llorar bocha, pero era re divertido.

Después crecí y dejé de lastimarme las rodillas, pero seguí con el mismo hábito de ir más allá y de nunca quedarme en el molde.

Cuando tenía 17 años mi mamá me rompió una taza que tenía un patito pegado a ella. Cuando me avisa, lo primero que hago es decirle que despeguemos el patito; mamá me dice, te vas a cortar, vas a llorar y vas a romepr el patito. Obviamente no la escuché e intenté sacar el patito, no sólo me puse a llorar y me quedé sin patito, si no que me corté el dedo meñique, perdí un pedacito de dedo y me desmayé.

Y así tengo miles de historias para contar de cosas que me “prohibieron” y yo las hice igual. 

Ahora de grande, ya me relaciono más con la gente y el mundo, por ende surgen otros problemas más importantes y a menudo mucha gente (el 90%) me dicen “Y bueno, es así” “Y otra no te queda” “¿Y qué vas a hacer?”.

Me gustaría describir en una frase como me siento cada vez que escucho esa "solución" a algúno de mis problemas, pero esto lo expresa mejor:

Incluso así creo que no queda bien claro la ira que me produce escuchar esas contestaciones, siento que me están diciendo “quedate de brazos cruzados y espera a que todo cambie, mientras tanto no te hagas problema, olvidate, no hay nada que puedas hacer para cambiar las cosas”.

¡¿NADIE APRENDIÓ NADA DE LOST?! 

No hay peor cosa que la gente que se queda cruzada de brazos y espera a que los cambios lleguen por correo. Los cambios hay que generarlos, por más chiquititos que sean.

Las cosas no son blancas o negras, nadie tiene la verdad absoluta y es aburrido quedarse de brazos cruzados. Siempre hay algo más para hacer, siempre, siempre siempre. Y si te das las cabeza contra la pared, como me pasa a mi, mejor, porque esos chichones crecen en forma de experiencia.

Entonces, hoy aprendimos que no existen las cosas rígidas, que siempre vamos a golpearnos contra una pared hasta que la tiremos abajo.

Asi que dejen de decirme que no puedo hacer nada, que tengo que aceptar las cosas como son, porque eso es bullshit.

Se los dice una chica que vió volar un pedazo de su dedo meñique por salvar un patito de ceramica. 

El origen, parte 1

Siempre es más divertido echarle la culpa de todos tus problemas a otras cosas, asi que como tengo ganas de divertirme un rato, lo voy a hacer:

Le voy a adjudicar todo mi mal estar al maldito fin de año. Lo que me va a dar pie para explicar por qué las vacaciones son tan necesarias en la vida del ser humano.

Empecemos…

Fin de año es una mierda. Todo el mundo odia fin de año, es inevitable no odiar fin de año y saben por qué? No? Bueno, si te sentís tan malhumorado, intolerante y harto de todo el mundo como yo, seguí leyendo.

Recordá que el 99% de los posts de este blog, están comprobados científicamente y con la ciencia no se jode, asi que todo lo que leas aquí, tomalo muy en serio.

Si escaneamos nuestros cerebros en el mes de Marzo, vamos a poder notar que lucen así:

Si los escaneamos en Noviembre, vamos a notar que lucen así:

O capaz así…

O en el peor de los casos, así…

No se preocupen, es totalmente normal, a todos nos pasa.

Por qué? Porque la composición química de nuestros cerebros cambió de Marzo a las últimas semanas de Diciembre, comparemos:

Composición química de un cerebro feliz en Marzo:

Composición química de un cerebro infeliz / odioso a fines de Diciembre:


Es por esta razón que a principio de año sentís que podés hacer prácticamente todo, desde comerte 60 kilos de chocolates sin engordar, hasta ir a trabajar en unicornio. Y a fin de año sentís unas incontrolables ganas de matar a alguien, al punto que almorzás y cenas solo, porque tenés miedo de arrancarle los intestinos a alguien si escuchás alguna idiotez más.

Seguramente te estés preguntando qué pasó, entre fines de Diciembre y principios de Marzo, que los cerebros vuelven a “calibrarse”, se recargan…

Resumo la historia, porque es muy larga: Hace muchísimos años atrás, a raíz de un episodio horrible que no recordaremos en este espacio feliz y de reflexión, un grupete de personas, analizó la situación e inventaron la cura perfecta a este problema de los cerebros descalibrados, odiosos, tristes, etc…

El segundo mejor invento de la historia de la humanidad, primero viene internet.

Qué es lo que sucede en las vacaciones? Fácil, te relajás, la tensión baja y esto hace que tu cuerpo genere ciertas sustancias que le hacen bien a tu cerebro, como consecuencia los químicos de tu cerebro vuelven a su estado normal/feliz :D

Básicamente a fin de año sos un cartón mojado, apestoso, triste y horrible…

Mientras que a principio de año, sos puro amor, felicidad, arcoiris y alegria…

Esta es la razón por la cual fin de año es una mierda y por qué las vacaciones son tan necesarias para los seres humanos.

Llegando casi al 2012 y gracias a los avances de la tecnología, he podido desarrollar un remedio genial, para combatir los cambios químicos anteriormente nombrados e intentar llegar a fin de año, mas o menos feliz y sin haber matado a nadie. Pero ese ya es otro post… Stay tuned ;)

Couch Potato

En verano porque hace calor y si te moves mucho, capaz que te derretis. En invierno porque si salis de la cama, probablemente el frío te corte en pedacitos.

No importa en que estación del año estemos, cuando sufris de pajerismo o no tenes tiempo para nada, la acción de dejar lo que estás haciendo para ir a buscar comida, representa un esfuerzo inhumano, que con mi nuevo y genial invento ya no va a ser un problema…

¿Cuántas veces leímos en twitter que queremos que se nos materialice un cuarto de helado en nuestro escritorio de trabajo? ¿Cuántas veces pensamos en que estaría buenísimo que nuestro desayuno levitara hasta nosotros desde cualquier parte del mundo?

Por eso es que después de mucho pensar, inventamos el materializador de comida 


Es MUY super hiper fácil de usar:

Paso 1) Qué querés comer o tomar? Vamos por el cuarto de helado. Se lo decís al materializador o lo tipeás, como te quede más cómodo.

Paso 2) De qué lugar? De Freddo? De tu heladera? 

Si es de Freddo, el materializador va a seleccionar por vos la sucursal más cercana a tu ubicación actual (si, viene con GPS).*

*Esto es importante, para que el pedido pueda realizarse con éxito, el local tiene que tener un aparatito que se conecte con el materializador. Si no, la comida no se puede teletransportar :(

Paso 3) Después vas a tener que pagar tu pedido. Nada es gratis che! Igual te va a salir más barato porque no tenes el costo del delivery ;)

Paso 4) Ingresá los datos de tu tarjeta de débido o crédito y voilá!

Tenés un cuarto de helado en menos de 10 minutos.

En el caso de que quieras el helado que tenés guardado en tu freezer, vas a tener que ingresar la dirección de tu casa, si querés la comida caliente o fría y tener instalado un aparatito en tu heladera, para que los alimentos se puedan teletransportar.

Y listo! Basta de llevar tápers a la oficina.

Puntos importantes a tener en cuenta:

  • Distancias: A la hora de materializar comida, es importantisimo pensar en la distancia que debería recorrer tu comida hasta llegar al materializador. El mismo cubre un radio de aproximadamente 15 km, si estás más lejos que eso, el aparato te va a avisar que podés perder algunas de las propiedades de la comida, por ejemplo, que el helado te llegue algo derretido.
  • Descomponedor: El materializador viene con un dispositivo SUPER importante. Sin este aparatito que es un rectángulo negro con una lucecita azul, el materializador NO va a funciona.

        ¿Por qué? Porque este aparatito, descompone la comida en millones de miles de átomos y partículas locas, los hace viajar hasta el materializador, quien procesa estos miles de átomos y partículas locas para que tengas tu comida en un abrir y cerrar de ojos. Todo  gracias a una lucecita azul.

        ¿Se puede tener más de un descomponedor? Claro que si! Podés tener uno en la heladera, otro en la alacena, otro en el cajón secreto donde guardás tus golosinas, etc.

(le agregué una carita feliz al dispositivo, asi tiene más onda)

  • Cantidades: Tenemos ciertas restricciones a la hora de materializar comida, lamentablemente, por el momento no podemos materializar ni más de 2 kilos de comida, ni más de 2 platos. Es decir, no podes decirle a Freddo que te materialice 3 kilos de helado en un solo pedido, asi como tampoco podés sacar de tu heladera un plato con ensalada, otro con milanesas y otro con puré en un solo pedido. Pero esto es solamente temporal, luego fabricaremos materializadores más grandes que puedan soportar más comida.
  • Bebidas: Si, pueden materializarse bebidas, siempre y cuando el envase y el líquido, no pesen más de 2 kilos, no sean más de dos botellas o vasos y no sean más de 2 litros. Por el momento, NO se pueden materializar, ni pavas, ni teteras, ni cafeteras.

_________________________________________________________________________________

Un consejo saludable:

Los creadores del materializador, no sólo se preocupan por el medio ambiente, creando un producto que reduzca la cantidad de motitos dando vueltas por la ciudad. Si no también por la salud de nuestros consumidores.

Por eso es que aconsejamos, no abusar de los beneficios del materializador. Recordemos que hacer actividad física y mantener una alimentación balanceada es bueno para nuestra salud, y si es bueno para nuestra salud, es bueno para nostros, porque significa que vamos a vivir más tiempo y vamos a poder presenciar grandes avances tecnológicos como este.

_________________________________________________________________________________

Asi que ya saben, basta de viandas, basta de tápers, basta de comida que llega fría porque el pibe del delivery se quedó una hora papando moscas, basta de excusas!

Pedir comida por telefono o por internet ya es cosa del pasado. El materializador de comida, satisface cualquiera de tus antojos en menos de 10 minutos!

GetGlue

Mi papá fue quien me enseñó a usar una computadora, el que me regaló la Super Nintendo y el que traía cosas raras a casa.

De hecho, tengo una anécdota bastante divertida para compartir: Un día mi padre llegó a casa y trajo una cosa que tenía una lucecita roja que parpadeaba, cuando le pregunté qué era me dijo:

y me tiró al piso, nos reimos mucho y nunca jamás me reveló lo que era.

Un par de años más tarde me enteré que era "PULSE", un disco de Pink Floyd.

Mi padre me amaba y yo lo amaba a él. Lástima que se murió en un accidente de auto cuando tenía 7 años.

(me dibujé con rulos porque cuando era chiquita tenía muchos)

Todos los psicólogos que me atendieron desde esa edad, hasta los 17 más o menos, coincidian en lo mismo, en que reprimía todo y no hacia “el duelo”.

Me pudrí de escuchar esa palabra en tantos años de mi vida, llega un punto en el que cuando todas las personas repiten lo mismo, sentís que estás hablando con robots o que un alien malo los hipnotizó, no sé, pero no se siente real.

Igual, tenían razón. A Estela, que fué la psicologa que me ayudó a “destrabar” este tema, le expliqué que no hablaba de mi papá con nadie porque cada vez que lo hacía me desarmaba.

Después de varias charlas, varias sesiones y varias lágrimas, logré dominar el asunto como una campeona. Logré “hacer el duelo”.

Tardé unos años, pero al final lo logré y hoy ya puedo hablar de mi papá con total naturalidad, sin sentir que me parto en millones de pedacitos. Logré que los recuerdos lindos puedan opacar el dolor de ya no tenerlo más conmigo.

Claro que a veces me pongo a llorar porque lo extraño y lo necesito, pero es algo que siempre me va a pasar, la diferencia está en que ya no lo… sufro tanto.

Cuando se murieron mis abuelos fue distinto, ya venía entrenada así que no me guardé nada y lloré todo lo que tenía que llorar, grité todo lo que tenía que gritar y hasta me reí todo lo que me tenía que reir.

Cuando se murió mi genial cobayo Billy, pasó exactamente lo mismo.

(Si estás pensando que no se puede comparar la muerte de un humano con la de un animal, no podemos ser amigos)

Analizando mi cerebro.

La historia de mi cabeza, puede dividirse en dos: antes y después de la secundaria.

El antes, abarca el período que empieza en la primaria, más precisamente en tercer grado, y el después abarca el período que empieza cuando terminé la secundaria que se extiende hasta nuestros días.

Las grandes diferencias entre el antes y el después, es que antes yo era algo así:

Un ser humano odioso, malvado, malhumorado, triste y lleno de ondas negativas.

Cualquier persona que me conoce desde esa época puede afirmarlo con un poquitito de miedo y horror en los ojos.

Gracias a Yoda y las fuerzas del universo, maduré y me convertí en casi todo lo contrario:

Una persona bastante alegre, llena de energía positiva, que cree en el poder de los sueños (?). Si bien todavía conservo mi mal carácter y malhumor, los domino muchisimo mejor ;)

Mi teoría es que siempre fuí así, pero antes hacía todo lo posible para ocultarlo. Aunque a veces hoy me siento bastante pelotuda (inseguridades, inseguridades all over the place), estoy súper "orgullosa" de ser la persona que soy.

El problema…

Es a pesar de todo lo que me pasó, a pesar de que ahora hago los “duelos” como una campeona, ambas Celestinas tienen algo en común:

Les cuesta “dejar ir”.

La diferencia está en que la Celestina de antes lo reprimía y la Celestina de ahora no.

Nos vamos a concentrar en la Celestina actual, que es quien escribe y quien importa, lo pasado pisado.

A pesar de que ya inventé la "pócima del desalojo", necesito algo más potente, porque realmente me cuesta dejar ir las cosas, las personas, los lugares…

Para que se den una idea, lo siento como si me pegara con la gotita:

Después es jodido despegar la gotita, porque lo que la gotita pega nada nada lo despega, no lo olviden nunca jamás.

De hecho cuando era chica, hice un experimento, como no creía que la gotita pegara de todo, me pegué las manos y los dedos. Me asusté tanto que lloré muchisimo y le pedí a gritos a mi mamá que le dijiera al doctor que no me corte las manos. Aunque no hizo falta llevarme al doctor.

A veces despegarse es una necesidad, porque ya estar pegados tanto tiempo empieza a doler, porque nos aburrimos de estar pegados y necesitamos cambiar, porque queremos tener pegadas otras cosas, etc..

Y duele como la puta madre.

Cada vez que me despego de algo siento que dejo pedacitos de mi pegados en la otra cosa, persona, lugar. Dejo espacios vacíos que tardan un montón en reconstruirse y me hacen sentir perdida, tipo un fantasmita…

Por lo tanto debería ponerme a trabajar en alguna loción, crema o gel, que me ayude a despegarme con más suavidad, para que duela menos y no me queden agujeros gigantes que me cuesten tapar.

Me voy a pensar. Si se les ocurre algo, me avisan :)

High

Todas las mañanas desayuno café con leche, y nunca jamás me hizo efecto el "tomo café para mantenerme despierta". Nunca. De hecho, llegué a pensar que era inmune a la cafeína, pero no…

Todos odiamos que llegue el domingo y cuando llega la noche, es peor, ya que la mayoría de nosotros se deprime porque sabe que en pocas horas empieza nuevamente, la semana, la rutina, el trabajo, las responsabilidades, etc…

A menos que seas tan suertudo de estar de vacaciones, en ese caso, sos inmune a esto.

Asi es como gracias al efecto deprimente del domingo, disfrutamos al máximo nuestras últimas horas del fin de semana y nos vamos a domir resignados, sabiendo que el lunes nos espera con los brazos abiertos…


Y lo odiamos, pero lo enfrentamos de todas formas.

A mi me pasa exactamente igual que ustedes, salvo cuando toda la cafeína que vengo tomando hace efecto…

No me quita el sueño, me dan ganas de… luchar contra la depresión del domigo.

Funciona así:

Los cositos que tengo en la cabeza, generalmente los domingos duermen. Ahí es cuando me deprimo como todo el resto.

Pero cuando la cápsula en mi cerebro, que acumula toda la cafeína explota, es como que estos cositos se bañan en droga

¡Y empiezan a hacer una fiesta en mi cabeza!

Los resultados:

Un ataque de hiperactividad.

Empiezo a hacer un montón de ridiculeces todas juntas, como bailar arriba de mi cama con mi perra canciones de los Hansons, empezar a correr por toda la casa, molestar a mi hermana, saltar arriba de la cama de mamá, gritar pelotudeces, etc.

Después me calmo un poco, pero me quedo leyendo o mirando pelis o pelotudeando en internet hasta las 3 de la mañana.

Y termino durmiendo como un bebé.

Cuando me despierto al lunes siguiente, no siento el peso de la semana en mis hombros, es como que me levanto con una resaca buena, que mezclada con el desayuno, se convierte en energía y rayitos de poder.

Entonces los cositos de mi cabeza, no amanecen de mal humor…

Y me dejan lista para enfrentar con total felicidad y buena onda, no solo el lunes, si no la semana entera :D

Como esto no sucede todos los domingos, todavía no he tenido la oportunidad de estudiar a fondo este fenómeno, para poder inventar alguna cura (me gustaría que sea alguna golosina loca) a la depresión del domingo y ayudar a que todos nos vayamos a dormir felices para poder enfrentar la semana con todo…. pero ya lo voy a lograr ;)

GOW

Hace aproximadamente un año y medio, fui al oculista y me dijo que tenía la presión altísima. Cuando le pregunté que podía pasar, me dijo “si no te la cuidás bien, podés perder la vista de a poco”.

Yo escuché “te vas a quedar ciega”, asi que me aguanté las lágrimas y cuando me subí al auto con mamá me largué a llorar como una nena de 4 años. Mi madre me dijo que no era para tanto, pero como se asustó, llamó al oculista y él le djo “no señora, no se va a quedar ciega, yo le dije que debía controlar su presión, además puede que solo se deba al estrés de la situación por la que están pasando” (mi abuela se había muerto y una semana después mi abuelo iba a seguir el mismo camino).

La cuestión es que mi oculista me mandó a hacerme un par de estudios re locos y divertidos, cosa que comprobé después, porque automáticamente pensé que iba a terminar tipo Alex Delarge…

Cuando llegó el día de los estudios, estaba cagadísima de miedo, porque pensaba que me iban a decir que ya había perdido parte de mi visión (leí mucho en internet y eso, a veces, se te vuelve en contra).

Ya sabemos que hablo mucho, pero cuando estoy nerviosa es PEOR. Asi que cuando el flaquito que me iba a hacer 2 de los 3 estudios me llamó, entré en el cuartito y lo empecé a preguntarle estupideces como “me voy a quedar ciega?”, “y ahora después de hacerme estos estudios vas a saber si veo menos?”, “esto de la presión se va o se queda para siempre?”, “y si queda para siempre, en cuanto tiempo me voy a quedar ciega?” perdón pero estoy nerviosa”.

El tipo era un copado y respondió todas las preguntas con la misma respuesta, “quedate tranquila”, me hizo sentar en una silla para acomodar todos los aparatos y vió la triforce que tengo en la nuca, entonces me preguntó: “qué es eso que tenés en la nuca? Es de un juego no?”, le conté la historia, respondío “ahh, siiii”, me hizo el estudio, y cuando terminó, pasó algo genial:

Nos quedamos como 20 minutos hablando de juegos :D


Del que más hablamos fue del God of War, porque era el último juego que había terminado hacía relativamente poco, le conté como me enamoré de él, más un montón de historias de obsesión y locura que surgieron mientras lo jugaba. Entonces el pibe, además de reirse y meter comentarios tipo “nooo”, “uhhhh jaja”, me dijo que se iba a hacer un tatuaje del juego, porque le encantaba, y después me mostró otro tatuaje que tenía que, aunque ahora no lo recuerde bien, me pareció genial.

Yo dije WOOOOOOOOOOOOOOOOOOW, y él me preguntó si había jugado al god of war 3, le contesté caso llorando que todavía no había podido, y me dijo “AH TE VAS A MORIR CUANDO LO JUEGES, ES INCREIBLE”, y de los ojos le saltaron chispitas de emoción.

Abrió la puerta, me reí y le contesté “JAJA, bueno lo voy a jugar lo antes posible entonces”, me dijo “si, hacelo, te va a encantar. Bueno, un gusto eh, hasta luego”, me dió la mano y después un mini-abrazo.

Ese mismo día, tuve que hacerme otros estudios con otros compañeros de él. Recuerdo que entró a otro consultorio e hizo un chiste y todos reimos.

Me hubiese gustado atraparlo como un pokemón para que sea mi amigo, pero gracias a mi incapacidad para acercarme a la gente, lo único que pude capturar fue este recuerdo genial.

Gracias Kratos.