I'M DOING IT WRONG Avatar

Posts tagged juegos

Katamari Damacy real

Mi sueño hecho realidad <3

GOW

Hace aproximadamente un año y medio, fui al oculista y me dijo que tenía la presión altísima. Cuando le pregunté que podía pasar, me dijo “si no te la cuidás bien, podés perder la vista de a poco”.

Yo escuché “te vas a quedar ciega”, asi que me aguanté las lágrimas y cuando me subí al auto con mamá me largué a llorar como una nena de 4 años. Mi madre me dijo que no era para tanto, pero como se asustó, llamó al oculista y él le djo “no señora, no se va a quedar ciega, yo le dije que debía controlar su presión, además puede que solo se deba al estrés de la situación por la que están pasando” (mi abuela se había muerto y una semana después mi abuelo iba a seguir el mismo camino).

La cuestión es que mi oculista me mandó a hacerme un par de estudios re locos y divertidos, cosa que comprobé después, porque automáticamente pensé que iba a terminar tipo Alex Delarge…

Cuando llegó el día de los estudios, estaba cagadísima de miedo, porque pensaba que me iban a decir que ya había perdido parte de mi visión (leí mucho en internet y eso, a veces, se te vuelve en contra).

Ya sabemos que hablo mucho, pero cuando estoy nerviosa es PEOR. Asi que cuando el flaquito que me iba a hacer 2 de los 3 estudios me llamó, entré en el cuartito y lo empecé a preguntarle estupideces como “me voy a quedar ciega?”, “y ahora después de hacerme estos estudios vas a saber si veo menos?”, “esto de la presión se va o se queda para siempre?”, “y si queda para siempre, en cuanto tiempo me voy a quedar ciega?” perdón pero estoy nerviosa”.

El tipo era un copado y respondió todas las preguntas con la misma respuesta, “quedate tranquila”, me hizo sentar en una silla para acomodar todos los aparatos y vió la triforce que tengo en la nuca, entonces me preguntó: “qué es eso que tenés en la nuca? Es de un juego no?”, le conté la historia, respondío “ahh, siiii”, me hizo el estudio, y cuando terminó, pasó algo genial:

Nos quedamos como 20 minutos hablando de juegos :D


Del que más hablamos fue del God of War, porque era el último juego que había terminado hacía relativamente poco, le conté como me enamoré de él, más un montón de historias de obsesión y locura que surgieron mientras lo jugaba. Entonces el pibe, además de reirse y meter comentarios tipo “nooo”, “uhhhh jaja”, me dijo que se iba a hacer un tatuaje del juego, porque le encantaba, y después me mostró otro tatuaje que tenía que, aunque ahora no lo recuerde bien, me pareció genial.

Yo dije WOOOOOOOOOOOOOOOOOOW, y él me preguntó si había jugado al god of war 3, le contesté caso llorando que todavía no había podido, y me dijo “AH TE VAS A MORIR CUANDO LO JUEGES, ES INCREIBLE”, y de los ojos le saltaron chispitas de emoción.

Abrió la puerta, me reí y le contesté “JAJA, bueno lo voy a jugar lo antes posible entonces”, me dijo “si, hacelo, te va a encantar. Bueno, un gusto eh, hasta luego”, me dió la mano y después un mini-abrazo.

Ese mismo día, tuve que hacerme otros estudios con otros compañeros de él. Recuerdo que entró a otro consultorio e hizo un chiste y todos reimos.

Me hubiese gustado atraparlo como un pokemón para que sea mi amigo, pero gracias a mi incapacidad para acercarme a la gente, lo único que pude capturar fue este recuerdo genial.

Gracias Kratos.

A.A.H.A.

Nunca jamás voy a entender el fanatismo de la gente que se desespera por salir los fines de semana.

Jamás.

Mucho menos voy a entender el por qué te catalogan de loser o aburrido, cuando preferís quedarte en tu casa un sábado a la noche.

Continue reading…

Lunes

Ayer fue un día de mierda. 

Empezó y terminó como el orto. De hecho, no sé como no me dí cuenta que iba a ser un día de mierda, porque desde que me desperté todo apuntaba a que no iba a mejorar nunca, al contrario, se iba a poner cada vez peor.

Primero, a la mañana, mientras me secaba el pelo y mi gato me miraba, el secador de abrió al medio. No sé rompió, solo se abrió, y cuando lo ví tirado en el suelo con todos sus componentes fuera de su carcasa, sentí como que estaba viendo a un pequeño alien con todos sus órganos salidos de lugar. Mi gato se asustó y se fue corriendo.

image

Lo arreglé y seguí secándome el pelo. No llegué a terminar porque se partió de nuevo. Me tuve que secar lo que quedaba con la estufa. No sé cómo hice.

Llegué tarde al trabajo. 
Me aburrí mucho en la oficina porque fue un día muy tranquilo. 
Tuve mucho sueño.

Me agarró un ataque nervioso porque le dije algo alguien que me pareció terrible y en realidad no lo era. Tardé 5 horas en darme cuenta.

El chico de la veterinaria me miró tan fijo a los ojos que me dio mucho miedo. Además hablaba lento y era muy alto.

Perdí un cliente. Dijo que no trabajé lo suficiente, no estaba segura de lo que hacía y un montón de cosas más que no tenían sentido. Me enojé y lloré.

Lo peor de todo pasó en la cena mientras festejábamos el cumpleaños de mi hermana. Estábamos comiendo el postre cuando llegó el tío postizo. Uno de esos amigos de la familia que hace tanto tiempo que son amigos, que ya son uno más de nosotros aunque no compartamos la misma sangre. 
Hace 9 meses a la novia le agarró un ACV y quedó mal. La encontró tirada en su departamento nadando dormida en su propio vómito.
En la mesa salió el tema. El contó cómo empezó todo y como estaba mejorando. 


En un momento lo dejé de escuchar y me sentí una idiota. No, una imbécil. No, ambas. 
A medida que oía el relato de la evolución de su novia, mis problemas se achicaron tanto que parecían invisibles. 


A pesar de todos los dulces que comí, me fui amargada del cumpleaños.

Llegué a casa. Me bañé. Me puse a jugar (una vez más) a "Passage". Abracé mucho a mi gato y me quedé dormida.

Fin.