I'M DOING IT WRONG

Michel Gondry

Siempre quise escribir sobre el amor y nunca me animé, o nunca se me ocurrió que escribir sin quedar como una emo-cursi. Pero ahora que estoy en una situación especial, he decidido aprovechar este espacio para escribir sobre (una parte) del amor.

Seguramente alguna vez estuviste en esa situación en la que querés olvidar a esa persona especial, que alguna vez hizo que tu cerebro parezca una gelatina multicolor, empalagosa y tonta. Y ahora te hace sentir como si tu cerebro fuese un trapo de piso oloroso, mojado, lleno de pelos de gato, inútil. Y no poder sacartela de la cabeza, sin haberte comido 60 kilos de helado, gastado 100 cajas de carilinas y, la clásica, tomar hasta que tu hígado llore del dolor.

Hoy vengo a explicarte por qué no podés olvidarte del día para la noche de ese pedazo de humano insensible que te rompió el corazón o nunca te dió bola, y qué inventé para acelerar el proceso de “olvido”, porque mal o bien, todo pasa y a la larga, te terminás olvidando..

Aunque en realidad, la palabra correcta, no es olvidar, es desalojar. Esto funciona así:

Cuando conocés a alguien y te empieza a gustar, no te das cuenta, pero esa persona, se instala en tu cerebro, tipo un programa…

Aunque a mi me gusta decir, que la persona se muda a tu cabeza…

Y se queda ahí, hasta que:

a) Te das cuenta que nunca jamás en tu vida te va a dar bola.

b) Te rompe el corazón.

"Romper el corazón" engloba todo, infidelidades, rechazos y otras cosas horribles que le hacen los seres humanos a otros seres humanos que supuestamente quieren.

Acá empieza el problema, la persona estuvo x tiempo acampando en tu cabeza. Ya es es casi como una extensión de tu cerebro, ¿cómo DEMONIOS hacés para echarlo sin recurrir a Satanás?

Lo que dice la mayoría de la gente, con tiempo.

Pero como el tiempo vale oro, yo inventé algo mejor.

De chiquita miraba mucho Nickelodeon y recuerdo que en varios dibujitos y series, existía la “poción del amor”, que hacia que el otro se enamore completamente y en el acto de vos ¡qué estupidez! Primero pensé en inventar una, pero después dije “un momento, no quiero vivir en una mentira”.

Busqué una solución más adulta, e inventé la "poción del desalojo".

Básicamente disuelve lentamente a quien tengas en en tu cabeza…

La poción del desalojo, garantiza que en 5 días, tu cabeza esté vacía libre de personas que duelen un poquitito.

Voy a explicar un poco mejor como funciona, porque ya estoy viendo que están empezando a pensar “esto es igual a eterno resplandor…blablabla”.

WRONG.

Durante 5 días, vas a tener que tomar la poción, el envase viene con un vasito medidor para que tomes la dosis justa y no te pases.

La poción va a empezar a actuar desde la primera toma y vas a empezar a pensar menos en esa persona. Cuando te despiertes al sexto día, chau, ya no va a estar más dentro de tu cabeza.

Es rápido, simple y fácil.

Contraindicaciones:

1) Nunca jamás, por absolutamente nada del mundo, interrumpas la toma de la poción, de lo contrario, el húesped va a partirse en millones de pedacitos y va a ser muy dificil eliminarlo por completo…

2) Peor aún, si empezaste a tomar la poción, no la abandones. Ya está, no hay vuelta atrás. Si lo hacés, lo que va a pasar es que el húesped partido en mil pedacitos, va a entrar en tu torrente sanguíneo y no te lo vas a sacar nunca más de adentro (literalmente).

Imaginate, si interrumpís 5 tratamientos, vas a tener restros de 5 personas, corriendo por tus venas. Awesome.

3) El efecto es rápido, pero no de un día para el otro, por lo tanto, tené un poquitito de paciencia y no tomes más de lo indicado. Tampoco tomes más de una botella por mes.

¿Por qué? Porque lo genial de este tratamiento, es que no borra todos los recuerdos y cosas lindas que tenés de esa persona, solo hace que no te quedes “estancado”, pensando en ese ser especial mientras la vida te pasa por adelante de la cara. ¿Me explico? Si te zarpás… vas a borrar todo.

… y ahí sí te vas a sentir como Jim Carrey. Horrible. Y lamentablemente, no es reversible el efecto, no puedemos devolverte los recuerdos, snif…

Seguramente se estén preguntando por qué es importante desalojar a una persona especial de tu cerebro. Mirar para adelante y avanzar es sano, y a veces si tenemos a alguien que no podemos desalojar, se complica.

Hay varios grados de complicación:

Grado uno (el más común): El árbol no te deja ver el bosque. Puede ser que mientras vos estás pensando en el o la chica que no te dio bola o te partió el corazón, te estés perdiendo de conocer al amor de tu vida u otras cosas buenas, y el tren pasa una sola vez, si no lo tomaste cagaste.

Grado dos: Te estancaste y pensás que la otra persona va a cambiar de opinión en algún momento. Mientras tanto, ya se te fueron 10 trenes, como mínimo.

Grado tres: La obsesión, generalmente esto pasa cuando el húesped deja de ser húesped y se convierte en garrapata.

Lo que te hace delirar…

Y generalmente, cuando se llega a este grado, no hay final feliz…

¡Asi que ya saben! Ahora que se viene el día de San Valentín, que mejor que comprar una poción de desalojo (posiblemente salgan a la venta mañana a las) y llegar al 14 de Febrero, en excelente condiciones sentimentales para conocer a una persona nueva :)

No olviden que desalojar a una persona de tu cerebro, no implica para nada, desalojarla de tu corazón <3